Miguel Salvador: Muchísima información pero escasamente procesada

por | 2 Nov 2017 | Entrevista, Reflexiones para una ciudadanía activa

Profesor de ESO y Bachillerato del Colegio Castilla

Miguel es profesor en el Colegio Castilla de Torrejón de la Calzada. 

Juan Romero-Luis: ¿Cómo valoraría el nivel de conocimiento científico-tecnológico de la Sociedad? ¿Y de forma más precisa en el caso de los estudiantes de ESO y Bachillerato?

Miguel Salvador: Mejorable. La sociedad está cambiando continuamente y la ciencia está aportando grandes cambios. Los chavales están un poco la margen de lo que es esta innovación continua.

J.R.: ¿Cree que la investigación científico-tecnológica es una actividad reconocida socialmente?

M.S.: No, en absoluto. No está reconocida y prueba de ello es que muchos de nuestros brillantes investigadores tienen que salir para poder ejercer bien su profesión.

Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad Editorial.

Foto: Daniel Barrera Muro.

J.R.: ¿En qué medida la formación científico-tecnológica puede ayudar a para mejorar la comprensión de la información que manejamos de manera cotidiana en medios de comunicación y redes sociales?

M.S.: Sería bueno que los medios de comunicación incidiesen más en los avances continuos que aporta la ciencia y la tecnología a la sociedad. Que fuera algo que llegase más a la gente de la calle y que tuviera más proximidad con la sociedad.

J.R.: ¿Qué se puede hacer para mejorar este aspecto en las escuelas?

M.S.: Las escuelas son un reflejo de la sociedad. La sociedad no valora mucho este tipo de actividades. Hay que intentar acercar la ciencia a la sociedad y, por ende, a la escuela.

Vivimos inmersos en un mundo de muchísima información, pero creo que escasamente procesada.

J.R.: ¿Considera que esta formación es necesaria para una participación activa, responsable y segura en la sociedad y la economía digital? ¿Diría que es un instrumento de empoderamiento ciudadano?

M.S.: Totalmente. Todo lo que sea acceder a la información y poder ser más críticos y tener más conocimiento de todo lo que nos rodea. Vivimos inmersos en un mundo de muchísima información, pero creo que escasamente procesada. Por otra parte, creo además que la información es un arma que actualmente no llega bien a la población. Necesitamos sociedades más críticas para que nos manipulen menos.

J.R: ¿En qué medida cree que empoderan?

M.S.: Te va a aportar herramientas para poder enjuiciar situaciones que están cambiando. A veces, los datos te los ocultan en una realidad poco virtual, que no es acorde con lo que te están marcando en cada momento.

Foto: Daniel Barrera Muro.

J.R..: ¿Debería trabajarse de forma temática o transversalmente junto a otras alfabetizaciones relacionadas como la digital?

M.S.: El método científico se debe proyectar a cualquier ámbito. Probablemente, se trabaja mucho únicamente en las asignaturas experimentales pero, no cabe la menor duda, sería adecuado extenderlo a otras disciplinas, porque es un método riguroso que te va a permitir aportar herramientas para afrontar tomar decisiones.

J.R: ¿Cree que una mejor comprensión del método científico permitiría a los estudiantes evitar prejuicios y falacias cognitivas en el procesado de información?

M.S.: Por supuesto, sobre todo en un mundo en el que tristemente también hay mucha pseudo-ciencia. Estamos viendo continuamente como después de un buen programa científico te venden un “crece pelo”. Es muy fácil caer en un falso mensaje, porque has dado credibilidad a algo que has visto previamente. A continuación, te das cuenta de que todo es muy confuso. Por eso, es fundamental que los alumnos y la ciudadanía tengan herramientas para poder enjuiciar adecuadamente.

La sociedad está cambiando continuamente y la ciencia está aportando grandes cambios

J.R.: ¿Considera que el uso de datos abiertos facilitaría la realización de investigaciones científicas escolares, aplicando el método científico, que desarrollen el pensamiento crítico y reflexivo?

M.S.: Es una herramienta más. Posiblemente, una herramienta poco conocida pero que pueda ser muy útil. Claro que sí.

J.R.: ¿Cree que se está haciendo uso de los datos abiertos en el ámbito escolar? ¿En qué medida? ¿Puede citar alguna buena práctica?

M.S.: Creo que poco. Es algo que está todavía por hacer. Habrá disciplinas en las que se pueda hacer, que no tienen que ser puramente científico-técnicas, pueden ser del ámbito social, medioambiente, economía, etc. Sería recomendable.

Foto: Daniel Barrera Muro.

 J.R.: ¿Cómo se podría fomentar su conocimiento y uso?

M.S.: Primero con el conocimiento de estas técnicas y con un trabajo y un acceso a la técnica y a estas tecnologías. Será un proceso y habrá que empezar conociendo las herramientas para poder irlas utilizando poco a poco, como todo.

J.R.: ¿Cree que el uso de datos abiertos y sistemas de visualización facilitaría un análisis más objetivo de la información científica, tecnológica y social?

M.S.: Por supuesto. El que tú tengas más información y sea una información contrastada, te va a permitir menos manipulación y sacar conclusiones más idóneas.

En principio, será una forma más amigable de que tú puedas acceder a estas metodologías. Podrás llegar más a la gente. Sí creo que el que tú puedas acceder a ellos de una forma más fluida y fácil irá acercando estas tecnologías y metodologías, para sacar conclusiones.

J.R.: ¿Haría alguna sugerencia final al respecto?

M.S.: A los chavales les diría que se atrevan con la ciencia. La ciencia es una disciplina, que sigue por supuesto el método científico, y que los va a hacer gente de juicio y criterio en una sociedad que, continuamente, nos van a intentar manipular por todos los sitios. Los datos están ahí y nos pueden aportar información veraz de sociedades que nos harán más libres. Con lo cual, creo que si tenemos la posibilidad de acceder a interpretaciones y a bancos de datos que nos hagan tomar decisiones más adecuadas es fantástico. 

Foto: Daniel Barrera Muro.

Share This