Ciencia y sociedad en la Unión Europea II

¿Qué opinan los europeos sobre la agenda pública de investigación científica y tecnológica?

María del Carmen Getrudis Casado

¿Sobre qué escribimos?

  • No categories

Desde 1977 los Eurobarómetros especiales sobre ciencia y tecnología, realizados por las instituciones europeas, muestran la evolución de la agenda temática de la investigación científica y tecnológica en la UE y la importancia que otorgan los europeos a las diferentes áreas temáticas claves en la Política Científica común. Su análisis permite conocer cómo evoluciona la opinión de los ciudadanos sobre los principales temas objeto de investigación y cuándo estos temas se sitúan en el foco de la agenda pública y social europea. ​​​​​

Eurobarómetro es como se conoce a la encuesta de opinión pública estándar realizada por las instituciones europeas desde 1973, cuyos informes se publican dos veces al año y permiten conocer cómo ha evolucionado la opinión de los ciudadanos de los Estados miembros respecto a los diferentes temas y políticas conjuntas. Además, se publican informes especiales como los publicados sobre investigación en ciencia y tecnología desde 1977 a 2014.

La importancia de la opinión pública en la ejecución de las políticas públicas europeas reside en la necesidad de legitimación de las actuaciones comunitarias, lo que refuerza la importancia de los Eurobarómetros, si bien como señala Ruiz Jiménez (2011), estas encuestas de opinión pública pueden servir para medir, pero también sirven para crear opinión a partir de la propia selección de los temas objeto de consulta.

¿CÓMO SE REFLEJA LA AGENDA PÚBLICA DE LA UE EN LAS ENCUESTAS DE OPINIÓN PUBLICA SOBRE CIENCIA Y TECNOLOGÍA (1977-2005)?

En 1977 los europeos afirmaban ser conscientes de la importancia que la ciencia había tenido en la vida de las personas desde 1950, y de que ya era uno de los factores más importantes en su vida diaria, pero también de sus posibles efectos peligrosos. En cuanto a los campos prioritarios, el mayor consenso se muestra en torno a la investigación médica y farmacéutica (64%), la investigación destinada a aumentar los recursos agrícolas para satisfacer las necesidades alimentarias del mundo (61%) y la reducción y control de la polución (50%), ámbitos en los que muestran su conformidad con un aumento de la inversión, no así en armamento y defensa nacional, y la exploración del espacio.

Un año más tarde, el informe The European Public’s Attitudes to Scientific and Technical Development, mostraba que el 69% de los encuestados coincidía en la bondad del conocimiento científico, no tanto en su utilización, y el 44% creía que en sus estados esas investigaciones se hacían al servicio del interés general, mostrando un mayor acuerdo sobre la importancia de investigar sobre trasplante de órganos (82%) y nuevas fuentes de energía (76%).

Desde 1989 con el nombre de European, science and technology, se inicia una serie de estudios que tendrá continuidad en los años 1992, 2001 y 2005.

En 1989 los europeos son consultados por primera vez por su interés en la investigación relacionada con el medio ambiente(96%) y sobre energías renovables (86%), mostrando un amplio consenso solo superado por el interés manifestado por la investigación médica y los aspectos relativos a la salud.  Destaca, igualmente, el amplio consenso sobre temas como la detección de materias primas (84%), la biología aplicada a la agricultura (82%), la informática (76%) y las telecomunicaciones (74%) y en último lugar por la investigación relacionada con la energía nuclear (68%). 

El Eurobarómetro 76 de 1992 complementaba la consulta de 1989, destacando el notable descenso en el porcentaje de europeos que declaran que “saber a cerca de ciencia no es importante para la vida diaria”, siendo el más destacado el producido en España. 

El Plan de Ciencia y Sociedad para la Unión Europea de 2001 vendrá precedido de la realización del Eurobarómetro de 2001, en el que se consultaba a los europeos sobre su interés en lo que serían las siete áreas prioritarias del futuro Espacio Europeo de Investigación definidas en el Sexto Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico (2002-2006).

Además de los amplios consensos sobre investigación aplicada a la salud y el medio ambiente, otros temas se posicionan en la agenda, como Internet (27%), la economía y las ciencias sociales (24%) y la astronomía (17%). En esta encuesta son también objeto de consulta por primera vez la investigación genética (22%), una de las prioridades del Sexto Programa marco de Investigación, y la nanotecnología, que suscita solo un 3,9% del interés de los encuestados, pero anticipa lo que será una de las principales apuestas de la investigación en la UE. 

En 2005, tras la ampliación a 25 de la Unión Europea, la agenda se mantiene y los porcentajes de interés también, aunque con ligeras diferencias a la baja cuando se toman los datos de los 25 Estados miembros. En esta edición también se consulta a los ciudadanos europeos sobre la investigación en humanidades (historia, literatura, teología, etc.) obteniendo un 30% de consenso, incluidas estas entre los campos temáticos fundamentales del Programa de Cooperación del VII Programa Marco para los años 2007 y 2013.

El Eurobarómetro se revela como una fuente indispensable hasta estas fechas para conocer hasta qué punto los europeos muestran interés en las líneas de actuación desarrolladas por las instituciones europeas en materia de investigación en ciencia y tecnología. Otros estudios nacionales, como los desarrollados por la FECYT en España desde 2002, y europeos, como los  desarrollados por la Fundación BBVA desde 2011, serán especialmente valiosos para el seguimiento de la cuestión a partir de 2014, cuando se publique el último Eurobarómetro especial sobre la materia hasta la fecha.

Loading...

Loading...

Elaboración propia a partir de los Eurobarómetros especiales sobre ciencia y tecnología.

Referencias
  • Comisión Europea (1977). Eurobarometer 9. Science and European Public Opinion. Bruselas.Recuperado de https://bit.ly/2viu9Ev
  • Comisión Europea (1978). Eurobarometer 11. The European Public’s Attitudes to Scientific and Technical Development. Bruselas. Recuperado de https://bit.ly/32qhmMa
  • Comisión Europea (1989). Eurobarometer 43. Europeans, science and technology. Bruselas. Recuperado de https://bit.ly/2HXALus
  • Comisión Europea (1992). Eurobarometer 76. Europeans, science an technology. Bruselas. Recuperado de https://bit.ly/3917USe
  • Comisión Europea (2001).Eurobarometer 55.2. Europeans, science and technology. Bruselas. Recuperado de https://bit.ly/2t9axOf
  • Comisión Europea (2001). Plan de acción Ciencia y Sociedad. Bruselas. Recuperado de https://bit.ly/3a37haD
  • Eurobarometer 224. Europeans, science and technology. Bruselas. Recuperado de https://bit.ly/3ccc6R9
  • Ruiz Jiménez, A. M. (2011). ¿Medir o crear opinión pública a través de encuestas? El caso de Turquía y la UE a través del Eurobarómetro. EMPIRIA: Revista de Metodología de Ciencias Sociales, 21. https://doi.org/10.5944/empiria.21.2011.860

¿Sobre qué escribimos?

  • No categories

Te puede interesar

Infografías para una comunicación científica eficiente

Infografías para una comunicación científica eficiente

Las infografías son un claro ejemplo de que “Una imagen vale más que mil palabras”, su uso aplicado al campo de la comunicación y divulgación científica posibilita crear productos innovadores compatibles con el entorno digital que dotan de valor añadido al proceso...

En nuestro blog

COVID-19 y Redes Sociales: la Información Cientifica contra el Poder del “Fake”

La crisis del COVID-19 está poniendo de manifiesto la facilidad con la que cualquier persona puede distribuir información falsa a través de las redes sociales. El contraste de la información es una oportunidad para, de una vez...

Cómo medir la eficacia de la comunicación científica II

 El uso de identificadores persistentes se ha generalizado en los procesos de difusión científica tanto para autores (ORCID, WOS ResearchID…) como para artículos (DOI). ¿Pero sabes cuáles son los identificadores de las agencias...

La realidad virtual para comunicar ciencia a través de la inmersión

    La realidad virtual es una tecnología en auge que cada vez se encuentra más presente en las actividades de nuestra vida cotidiana. El potencial que tiene en el usuario para generar una inmersión sensorial a varios...

Infografías para una comunicación científica eficiente

Las infografías son un claro ejemplo de que “Una imagen vale más que mil palabras”, su uso aplicado al campo de la comunicación y divulgación científica posibilita crear productos innovadores compatibles con el entorno digital...

Instagram y la difusión científica ¿Un camino a seguir para los investigadores?

 Difundir los resultados de la investigación científica es una tarea compleja cuando se aborda desde determinados contextos, y sin duda arriesgada cuando se trata de estructurarlos alrededor de un mensaje que cuando menos, debe...
Este blog está financiado por el proyecto Comciencia. Comunicación eficaz, eficiente y responsable para proyectos de investigación competitivos (CSO2017-82875-C2-1-R, Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO), la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).
Share This