Aprende a crear infografías para comunicar ciencia

Las infografías son un formato innovador para difundir ciencia, pero ¿Sabes qué proceso seguir para su elaboración?

by | Mar 8, 2022

Actualmente, nuevos formatos se están incorporando a la diseminación del conocimiento científico en los medios tradicionales, en las revistas científicas y en nuevos canales digitales como las redes sociales (Twitter, Instagram o Linkedin). En este post descubrirás y aprenderás cuál es el proceso de elaboración de una infografía para comunicar ciencia.

Comunicar la ciencia es más importante que nunca. La transferencia del conocimiento científico es fundamental para el avance y la progresión social. Los investigadores tienen la responsabilidad de comunicar los hallazgos de sus investigaciones, desde su inicio hasta el final. Para ello deben apoyarse en equipos de comunicación especializados que les ayuden a incorporar formatos innovadores que cumplan criterios tanto estéticos como informativos.

El ser humano es visual. El cerebro es capaz de procesar hasta 60.000 veces más rápido una imagen que un texto (Social Media Marketing, 2014). Por ese motivo, la integración de formatos visuales y gráficos puede contribuir a la difusión de la ciencia de manera creativa llegando a nuevos públicos por canales alternativos al artículo científico. Sin embargo, la integración de estos formatos requiere seguir un proceso ordenado para garantizar que el producto final recoja los hallazgos y conclusiones del contenido científico a transmitir. Así, el proceso de elaboración de una infografía no es aleatorio, requiere colaboración entre científicos y comunicadores para conseguir un producto final de calidad. Divulgar ciencia requiere un trabajo basado en un proceso pausado, detenido y sobretodo, pensado (Jaén, 2015).

Consideraciones previas

Antes de conocer cuáles son los pasos que debemos seguir para crear una infografía, debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Apóyate en el equipo científico. El conocimiento especializado requiere profesionalización. Los científicos conocen en detalle los procesos, los métodos, y los resultados empleados en sus investigaciones, por ese motivo, debemos consultarles para que nos ayuden a entender el conocimiento especializado y verifiquen que el contenido a transmitir cumple con los objetivos de los estudios.
  • Inspírate en otros medios. Actualmente numerosos medios de comunicación emplean formatos visuales para transmitir información técnica. Medios de comunicación tradicionales como elDiario.es, El Mundo incorporan estos formatos para acompañar a noticias con contenido complejo. Revistas científicas especializadas en el ámbito de la comunicación y educación como “Comunicar” o “Journal of New Approchaes in Educational Research” incorporan estos formatos acompañando a los manuscritos publicados.
  • Aspectos estilísticos. Durante todo el proceso creativo se debe cuidar el diseño para lograr un producto atractivo que conmueva visualmente al receptor. Para conseguirlo se debe tener en cuenta la selección de las fuentes, el diseño y tamaño de las formas, la elección de los colores y la armonía y sintonía en el resultado final.

Procedimiento de elaboración

En el siguiente interactivo se incluyen las fases, descritas a continuación, para elaborar una infografía:

Procedimiento de elaboración de una infografía. Fuente: elaboración propia.

  • Estudio de la información. Todo se puede comunicar y por ese motivo en un primer momento es determinante detenerse y analizar que contenido queremos transmitir. Hay temáticas complejas que requieren la participación de investigadores para clarificar conceptos, así la colaboración entre comunicadores y científicos es necesaria durante todo el proceso para evitar errores en la representación de la información.
  • Creación del contenido. Una vez hayamos identificado qué es lo que vamos a transmitir, debemos definir el estilo a emplear y comenzar el proceso de conceptualización. Conceptualizar implica buscar representaciones visuales (imágenes, formas, o gráficos) que describan un concepto de la información a transmitir. Por ejemplo:

En la anterior entrada, se desglosaba un listado de las aplicaciones más útiles para crear infografías, destacando Canva, Piktochart, Infogram, Genially y Flourish. A continuación, se incluye un vídeo en el que se explica cómo generar una infografía científica con Canva:

  • Verificación. Es un requisito fundamental tras elaborar la infografía verificarla en dos sentidos. En primer lugar, una verificación informativa con el equipo científico para corroborar que se ajusta al contenido a transmitir. En segundo lugar, una verificación estilística con el equipo de comunicación para comprobar que se ajusta al estilo y formato decidido. Una infografía puede sufrir numerosas transformaciones tras su creación, por lo que no debemos pensar que el primer diseño es el final y estar abierto a posibles modificaciones.
  • Publicación. Una vez aprobada solo queda publicarla. En ese sentido incluir infografías científicas en internet encajan perfectamente ya que los públicos se informan mayoritariamente a través de este medio, especialmente a través de las redes sociales, medios digitales generalistas y medios digitales especializados (Alvarez Garcia, 2019).

Las infografías son un formato innovador que ofrecen muchas posibilidades para comunicar ciencia. La comunidad científica debe ser capaz de aprovechar el valor añadido que aporta la imagen para maximizar la difusión de los resultados de las investigaciones y estimular el progreso social.

Referencias

  • Álvarez García, S. (2019) Medios para la comunicación científica ¿Cuáles son los más eficientes? https://bit.ly/3Cbkqhn
  • Jaén, I. (2015) La Divulgación Científica a través de Infografías didácticas https://bit.ly/3pBN4mw
  • Social Media Marketing (2014). El poder de la imagen ¿Por qué el contenido visual nos atrae tanto? https://bit.ly/3sCJb2F
+ posts

Te puede interesar

Photovoice: empoderamiento a través de la fotografía

Photovoice: empoderamiento a través de la fotografía

Las ciencias sociales necesitan mecanismos que garanticen lecturas de la realidad: la labor interpretativa del investigador/a es un hecho y la subjetividad existe, nos circunda y debemos aceptarla como parte del proceso, sin embargo, el método científico propio de estas ciencias nos garantiza rigor y datos fiables.

La técnica cualitativa Photovoice es capaz de sumergirse en lo más profundo de la esencia social, de modo silencioso, regalando información relativa y dotando así de enorme valor a las consecuencias que de este tipo de herramientas se extrae; por otro lado, es necesaria una revisión educativa capaz de abrirse a cambios metodológicos que vienen acompañados de rigor científico y de agentes de máxima profesionalización involucrados en abordar el futuro de la Educación.

El creador de la pedagogía crítica, Paulo Freire, junto con la teoría feminista y la fotografía documental establecen un claro punto de mira que pretende empoderar grupos sociales que jamás han tenido la mínima oportunidad de expresar su modo de vida, sus inquietudes o necesidades. A través de un experimento denominado Photovoice, que nace de esta misma perspectiva, los participantes van a generar no meras imágenes sino más bien documentos gráficos necesarios para expresar sus perspectivas como actores involucrados en la problemática a estudiar (Wang C, Burris MA. 1997). Esta tipología fotográfica hoy se considera para el estudio y entendimiento de las ciencias sociales, principalmente, y nosotros hemos decidido recurrir a ella para ofrecérsela a futuros docentes responsables, con pensamiento crítico y con inquietudes integradoras dentro de la comunidad.

A pesar de tratarse de una técnica cualitativa tan focalizada en asuntos de trascendencia social, en realidad, contiene una transversalidad evidente: cualquier acción es posible y por ello esta vez fue el tratamiento del cambio climático en los jóvenes universitarios aquello que nos acercó la herramienta y nos dotó de información relevante capaz de generar diálogo que, es otro de los fines que persigue Photovoice. (Vergara, A., Peña, M., Chávez, P. & Vergara, E., 2015).

Históricamente, la imagen fotográfica evidencia realidades físicas de cualquier naturaleza, es decir, dota de información visual. El fin último reside en la fortaleza del contenido del proyecto y en el espacio de reflexión que de forma intrínseca surgirá en varias de las fases que durante su desarrollo se llevarán a cabo.

Espacio de reflexión

La herramienta cualitativa que pretende estudiar la vivencia del fenómeno del cambio climático en grupo de jóvenes estudiantes es necesario plantearla desde el orden y el rigor metodológico, es decir, trazando las líneas de actuación: (Fase 1) es fundamental establecer el grupo de trabajo, nunca individual y siempre en torno a los 7-10 componentes. Aquí se pretende asegurar un primer impacto reflexivo grupal en torno a la introducción al concepto Photovoice; (Fase 2) se procede a la captura de las imágenes teniendo en cuenta que el objetivo de la actividad es la creación de un mapa visual donde se representará, en este caso, el cambio climático con imágenes y con un breve texto de carácter connotativo y no descriptivo de las mismas; (Fase 3) el proceso de gestión y selección de las 10 imágenes con mayor capacidad de impacto y mejor didáctica sobre la temática elegida; (Fase 4) todos los trabajos se presentan a través de una exposición explicativa y descriptiva de todo el proceso vivido por el grupo (elaboración de una menoría final grupal); (Fase 5) en la fase final se realizan los grupos de discusión utilizando el modelo de ficha propuesto por PHOTOVOICE: SHOWED (Seen, Happening, Our, Why, Educate, Do).

Proyecto real

El proyecto Photovoice realizado y enmarcado en el grupo Ciberimaginario, hizo confluir la educación mediática, la alfabetizacion digital y la fotografía cooperativa. Consistió en una metodología de investigación participativa (M.I.P) en la que a través de la fotografía documental se fomentaron las acciones en la Comunidad, generando de este modo una investigación para la intervención social. La técnica Photovoice fue considerada más un proceso que una técnica.

La emergencia climática fue el punto de arranque para mostrar el funcionamiento de la herramienta cualitativa a los estudiantes universitarios del Grado en Educación Infantil y Primaria. Y considerando que serán los educadores del futuro ¿por qué no dotarles con alternativas pedagógicas que ayuden a generar el cambio?. Los alumnos y alumnas se convirtieron en sus propios objetos de estudio y entendieron los pasos para llegar a la conciencia crítica derivada de una acción muy concreta y aceptada por los métodos de investigación.

En concreto, fueron 52 grupos de trabajo los que abordaron el asunto, se formaron acerca del cambio climático, establecieron líneas conceptuales y estéticas, presentaron sus propuestas y, sobre todo, generaron dos aspectos muy valiosos: espacio de reflexión y un proyecto fotográfico con capacidad de diálogo.

Resultados y reflexión

La última fase consistió en el análisis de los datos obtenidos. Para ello nos aseguramos de registrar en formato video las sesiones posteriores a la captura y presentación de las 10 fotografías escogidas en las que deberían cumplimentar el documento SHOWED (Seen, Happening, Our, Why, Educate, Do). Este último contenía una serie de preguntas relativas al ejercicio y además de realizar un análisis del contenido sí que era de enorme relevancia obtener no solo comentarios escritos sino también las reacciones y debates que se suscitaron por parte de los componentes.

De los grupos de discusión y de los trabajos realizados evaluamos el poder de la imagen como gran disparador de emociones y reflexiones que no están presentes en el discurso textual y además el poder de una herramienta como Photovoice para empoderar a los actores sobre la problemática tratada.

Segunda fase, 2022. Experimento Photovoice.

La herramienta Photovoice posee una esencia de carácter absolutamente social. Tras nuestra experiencia con alrededor de 500 estudiantes de primer curso universitario se generó pensamiento crítico respecto al cambio climático y se materializaron los conceptos para acompañar a la acción. La importancia del cambio individual para llegar al grupal fue una de las conclusiones halladas y consensuada por los sujetos tras establecer el espacio de diálogo. Sin duda, la utilización del recurso fotográfico como herramienta pedagógica puede significar un catalizador para movilizar y alcanzar la resolución de problemas.

Referencias

  • Vergara, A., Peña, M., Chávez, P. & Vergara, E. (2015). Los niños como sujetos sociales: El aporte de los Nuevos Estudios Sociales de la infancia y el Análisis Crítico del Discurso. Psicoperspectivas, 14(1), 55-65. Recuperado desde http://www. psicoperspectivas.cl doi:10.5027/PSICOPERSPECTIVAS-VOL14-ISSUE1-FULLTEXT-544
  • Wang C, Burris MA. 1997 Photovoice: concept, methodology, and use for participatory needs assessment. Heal Educ
¿Por qué funcionan los contenidos científicos en las redes sociales de vídeos cortos? (II)

¿Por qué funcionan los contenidos científicos en las redes sociales de vídeos cortos? (II)

Continuemos analizando los elementos comunes y diferenciales de Tiktok e Instagram. Observaremos las herramientas más comunes en los perfiles de mayor impacto.

¿Cómo son los vídeos científicos de mayor impacto en Tiktok e Instagram?

Destaca la estética de la plataforma presente en los recursos de creadores, reconocible por todos gracias a los rótulos y tipografías empleadas que son muy populares, además del logo de la plataforma.

En Tiktok a parte de los inicios propuestos por Mario Rajas se destaca la figura del divulgador o presentador, que funge como la estrella del canal y que seguramente sin él/ella el contenido no funcionaría igualmente. En la mayoría de los casos, es el busto parlante con CromaKey de fondo con imágenes alusivas al tema o en todo caso a la ciencia. También hay variantes donde el divulgador emplea recursos cercanos a los memes o los desafíos (challenges) donde puede aparecer bailando o parodiando algo relacionado con el tema. Muchas veces los contenidos responden a una pregunta, probablemente sea el inicio más usado.

Los recursos técnicos más utilizados por la mayoría son los presentes en la herramienta de creadores donde pueden poner el fondo que deseen, efectos y recursos estéticos muy solventes y fáciles de usar. Los rótulos con efectos de movimientos, recuadros de bocadillos con diversos diseños y múltiples efectos de imágenes que tan populares se han hecho.

Fuente: Elaboración propia

La dinámica de Instagram es un poco distinta, como ya comentamos en la entrada anterior. Al permitir bloques de contenido mezclando imágenes y vídeo, es posible que la figura del divulgador sea opcional y se pueda construir un discurso sin necesidad de usar ese recurso. Es más atractivo para contenidos más elaborados y más largos donde las posibilidades narrativas aumentan exponencialmente comparada con Tiktok. Se puede contar un proceso, unos resultados de investigación por etapas, bloques informativos que contengan imágenes, infografías y vídeo, contenido divulgativo informativo sobre eventos o acciones relacionadas con nuestras actividades.

Fuente: Elaboración propia

Los recursos técnicos en la plataforma son parecidos a su competidora, ofrecen la herramienta de subir imágenes y vídeo en 4 modos: desde la biblioteca, como historia, como una carrete (llamado reels) y los directos. El editor, el generador de efectos, la tituladora y los demás recursos son más potentes que Tiktok. La opción de diseño permite subir contenidos con una cuadrícula de plantilla donde se pueden poner diferentes contenidos en varias ventanas. La posibilidad de crear enlaces y generar movimiento y tráfico que enriquezcan el contenido, aumenta por los bloques de contenido y el visionado menos frenético que Tiktok.

Fuente: Elaboración propia
Fuente: Elaboración propia

Vídeos científicos: posibilidad abierta o deseo que funcione.

Las dos plataformas ofrecen muchas posibilidades para difundir contenido, pero dicha posibilidad hay que crearla de manera óptima, oportuna y sobre todo de éxito. Se ha hablado mucho de sus posibilidades y las oportunidades que ofrecen de manera muy entusiasta, pero realmente qué posibilidad tenemos de invadir esos espacios ya ocupados por exitosos instagramer o tiktoker que difunden contenido de entretenimiento, divertido y en ocasiones superficial y sin sentido. Seremos capaces de crear contenidos científicos que puedan competir en audiencia e impacto. Tampoco es necesario ser los más exitosos, lo cual resulta casi imposible, tan solo obtener un número de visualizaciones que generen tráfico y comentarios que permitan aumentar el conocimiento científico y contribuir al desarrollo de la ciencia y la educación, es más que suficiente.

REFERENCIAS

  • Brown Jarreau, P., Dahmen, NS y Jones, E. (2019). Instagram y el museo de la ciencia: una oportunidad perdida para la participación pública. Revista de Comunicación Científica , 18 (2), A06. DOI: https://doi.org/10.22323/2.18020206
  • EnfermeroJorgeAngel [@enfermerojorgeangel] Publicaciones [Perfil de TikTok] Recuperado el 15 de mayo de 2022. https://www.tiktok.com/@enfermerojorgeangel?lang=es
  • Epidemiologistkat [@Epidemiologistkat] Publicaciones [Perfil de TikTok] Recuperado el 15 de mayo de 2022. https://www.tiktok.com/@epidemiologistkat?lang=es
  • ESA – European Space Agency [@Europeanspaceagency] Publicaciones [Perfil de Instagram] Recuperado el 10 de mayo de 2022. https://www.instagram.com/europeanspaceagency/ Gino Caspari, (2022) Instagram as a tool for archaeological science communication, Digital Applications in Archaeology and Cultural Heritage,
  • Volume 24, 2022,e00219, ISSN 2212-0548,
  • https://doi.org/10.1016/j.daach.2022.e00219.Habibi SA, Salim L (2021) Métodos de entrega estáticos y dinámicos para la comunicación científica: un análisis crítico del compromiso de los usuarios con la ciencia en las redes sociales. PLoS ONE 16(3): e0248507. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0248507
  • Ladyscience [@ladyscience] Publicaciones [Perfil de TikTok] Recuperado el 15 de mayo de 2022.https://www.tiktok.com/@ladyscience?lang=es
  • Lepenies, R (2021) The wonderful world of science communication on TikTok. Helmholtz Centre for Environmental Research (UFZ) Member of Global Young Academy (EC). https://council.science/wp-content/uploads/2020/06/TikTokScience.pdf
  • Mikephy [@mikephy] Publicaciones [Perfil de TikTok] Recuperado el 15 de mayo de 2022. https://www.tiktok.com/@mikephy?lang=es
  • Pavelle S and Wilkinson C (2020) Into the Digital Wild: Utilizing Twitter, Instagram, YouTube, and Facebook for Effective Science and Environmental Communication. Front. Commun. 5:575122. doi: 10.3389/fcomm.2020.575122 PlanExplorer [@plantexplorer]. (s.f.). Publicaciones [Perfil de Instagram] Recuperado el 10 de mayo de 2022. https://www.instagram.com/plantexplorer/ Scishow [@scishow] Publicaciones [Perfil de TikTok] Recuperado el 8 de mayo de 2022. https://www.tiktok.com/@scishow?lang=es Zeng, Jin ; Schäfer, Mike S ; Allgaier, Joachim (2020). Volver a publicar “hasta que Albert Einstein sea famoso en TikTok”: la construcción memética de la ciencia en TikTok. Revista Internacional de Comunicación, 15:3216-3247.
Wikipedia y la visibilidad de nuestras investigaciones científicas

Wikipedia y la visibilidad de nuestras investigaciones científicas

Wikipedia es un espacio de visibilización muy importante. Sus artículos suelen aparecer entre los primeros resultados en la mayoría de los buscadores y quienes trabajan en posicionamiento web lo saben. Cada vez más se la toma en cuenta como altmetric o métrica alternativa. Hoy más que nunca, el personal investigador debería conocer el funcionamiento de la enciclopedia virtual y cómo contribuir a su crecimiento y verificabilidad.

Como sabemos, Wikipedia es una enciclopedia libre, multilingüe, que puede ser editada por cualquiera y que no está ajena a los conflictos. Justamente, su mayor valor, el que cualquier persona pueda editarla, se transforma a veces en su peor inconveniente. Lo que regula su funcionamiento es la masa wikipedista, esa comunidad de personas que editan Wikipedia. Estas personas, de forma voluntaria, editan, mejoran, corrigen y agregan información a la enciclopedia, siempre partiendo de fuentes fiables. Wikipedia apoya su funcionamiento en cinco pilares y a partir de allí se regula toda su estructura para garantizar, o al menos intentar, un equilibrio.

En los últimos años, Wikipedia ha sufrido diferentes intentos de manipulación relacionados con malas prácticas de posicionamiento SEO. Muchas empresas han intentado crear sus propios artículos, incluir sus webs como referencia para respaldar aseveraciones tendenciosas, hasta incluir fotografías de paisajes para mostrar sus productos. Estas prácticas son altamente rechazadas por la comunidad editora que cuida y vela por la buena calidad de las fuentes y el cumplimiento de las normas. La comunidad cuida Wikipedia puesto que se trata de un bien común, un espacio de conocimiento compartido y no de publicidad y exhibición.

Pero… ¿quién mejor que yo misma para hablar de mi investigación?

Hemos escuchado algunas veces a gente famosa decir que sus artículos de Wikipedia no tienen información correcta, o que están desactualizados. Es importante aclarar que solo si se ha publicado esa información podremos agregarla a Wikipedia. No vale con saber de un tema o conocer la fecha de nacimiento de alguien si estos datos no están previamente publicados en algún sitio. Hasta Jimmy Wales, uno de sus creadores, tuvo problemas con su fecha de nacimiento en la enciclopedia, y no podía hacer él mismo el cambio.

No está permitido editar sobre nuestra persona y, además, Wikipedia no es fuente primaria para volcar nuestros conocimientos sobre un tema o dar a conocer de primera mano nuestra investigación. Es necesario utilizar fuentes que previamente hayan pasado por un proceso editorial. Es por eso por lo que no podemos crear artículos sobre temas que están todavía en investigación y sin publicar, o agregar como referencia nuestros propios artículos de investigación… Wikipedia no es fuente primaria. Wikipedia no se lleva bien con el conflicto de interés.
Entonces, ¿cómo hacemos para enriquecer la enciclopedia con las producciones científicas que tanto tiempo nos han llevado y que claramente mejorarían la calidad de los contenidos?

Trabajar en transferencia

El mejor momento para agregar información a Wikipedia y mejorar sus artículos es cuando, como personal investigador, estamos en la etapa de la investigación y lectura para conformar el Estado de la cuestión. En ese momento solemos buscar textos, recabar información, hacer consultas de bibliografía bastante extensas… Este momento de lectura y conocimiento es el que nos permitirá, no solo dar bases sólidas a nuestra investigación, sino también aportar nuestro granito de arena al conocimiento libre. Este es el momento de mejorar los artículos de Wikipedia relacionados con nuestro tema de interés, partiendo de los materiales ya publicados.

Seguramente llegue un momento de nuestra carrera que nos interese (por visibilidad, reconocimiento, posicionamiento en internet o simplemente “porque yo lo valgo”) tener un artículo sobre nosotros mismos o sobre nuestra investigación en Wikipedia. No caigamos en la tentación. La comunidad wikipedista es muy celosa de estos temas. No es aconsejable intentar utilizar Wikipedia en nuestro propio beneficio, sino que las aportaciones deberían ser en favor de toda la comunidad.

Lo que sí podemos hacer es sembrar para que otros puedan trabajar de forma más sencilla con nuestras investigaciones y usarlas como referencia en la construcción de artículos en Wikipedia. Las personas que editan Wikipedia no todas pueden acceder cómodamente a un artículo científico, pero sí a un resumen o explicación didáctica del mismo hecho en la web de la universidad, en el centro de investigación o que esté publicado en un medio generalista. Por otro lado, publicar un CV con un listado de artículos no siempre es una información fácil de digerir o comprender. Una narración siempre es más agradecida por el público general.

Esa forma de dar a conocer la investigación hará que quienes quieran editar en Wikipedia sobre ese tema tengan herramientas más accesibles con las que empezar a bucear. Al fin y al cabo, este trabajo de comunicación y de visibilización de la investigación se le debe a la ciudadanía. De eso va la transferencia.

¿Por qué funcionan los contenidos científicos en las redes sociales de vídeos cortos? (I)

¿Por qué funcionan los contenidos científicos en las redes sociales de vídeos cortos? (I)

Revisando las redes con dedicación se perciben unos patrones en los vídeos que son muy claros y que piden una aproximación analítica y un modelo estructural para poder optimizarlo y aplicarlo en nuestras investigaciones. Resulta crucial comprender si este formato es adaptable a nuestras investigaciones y si son un punto a favor para la divulgación y diseminación de nuestros trabajos.

Vídeos científicos de corta duración y mucho impacto presentes en las redes sociales


Las dos principales plataformas de redes sociales cuyos contenidos son vídeos cortos son Tiktok e Instagram, ambas tienen como principal consumidor un público joven, en este caso más Tiktok, según el informe Hootsuite/We are social de 2022. Al ser redes de muy fácil consumo y de diversos temas dan pie para difundir todo tipo de contenidos. Es por ello por lo que es un buen lugar para los vídeos científicos divulgativos que pueden generar cierto interés e impacto que promueva nuevas búsquedas y que generen más interés.

En primer lugar está Tiktok por su principal característica que es admitir vídeos de corta duración de cualquier contenido, abriendo un universo con múltiples posibilidades para la comunicación científica y para todo tipo de comunicación. Actualmente el espacio en su mayoría está ocupado por contenido referente a bromas, chistes y memes, y poco a poco van ocupando pequeños espacios otros contenidos de interés que van dándole sentido y consistencia a la plataforma. Ha tenido un crecimiento exponencial desde la pandemia y al ser la única que solo admite contenido en vídeo y de corta duración, las posibilidades son increíbles.

A su vez Instagram, que permite contenido audiovisual híbrido de hasta 60 minutos, no tiene ninguna organización científica con éxito. El contenido es menos limitado por tiempo y por su propia estructura, ya que deja subir bloques de contenidos, incluyendo imágenes y vídeos, en una única entrada. Igualmente presenta un mundo de posibilidades de contenidos diversos, de grandes audiencias pero que son espacios ganados por el entretenimiento, la diversión, no de comunicación. Por tanto, las posibilidades existen, pero hay que ocupar esos espacios, ganar esas audiencias y mantenerlas con contenidos entretenidos sin dejar de ser científicos.

Ambas plataformas tienen un alcance muy grande, muchos usuarios y mucha interacción. Harán falta profesionales para gestionar las redes de manera óptima para posicionar los vídeos científicos de nuestras instituciones, grupos o investigaciones individuales en los mejores lugares.

Las herramientas de realización que presentan las plataformas son útiles y prácticas, pero no precisamente idóneas para nuestros objetivos. Generan imagen de marca de las plataformas pero no de las instituciones, grupos o investigadores/divulgadores que difunden. Hará falta crear herramientas que representen la imagen de marca institucional o personal que se desea transmitir.

La facilidad de interactuar con los seguidores y con otro científicos es una gran ventaja que hay que cultivar, fomentar y sobre todo mantener. La gestión profesional de la redes resulta necesaria en cuanto a moderación de los comentarios y respuesta directa y en tiempo, así como la realización de los contenidos de manera profesional.

Muestra de una posible entrada de Tiktok. Fuente: Elaboración propia

La cuestión es: ¿Cómo hacemos eso sin perder rigor y siendo entretenidos?. De cualquier manera será un proceso largo, pero posible.

¿Cómo son los vídeos científicos de mayor impacto en esta redes?

En estas dos plataformas la dinámica de funcionamiento común es el desplazamiento (scrolling), frenético y altamente adictivo en Tiktok, menos frenético pero igual de adictivo en Instagram. Esta dinámica arrastra a los creadores, en general, a elaborar contenido directo y donde las técnicas narrativas para iniciar, desarrollar y concluir el relato de cada entrada se convierte en una herramienta de precisión. Mario Rajas en antiguas entradas de este blog comentaba las fórmulas infalibles para iniciar un vídeo. En sus entradas de enero del 21 y febrero del 22, explicaba las tipologías de arranque de estos vídeos científicos enumerándolos después de un análisis detallado. Todas estas estrategias las encontramos en los vídeos de los divulgadores más exitosos de las redes sociales. Rajas identificaba ocho inicios de impacto presentes en todos los vídeos visionados en las redes.

Desplazamiento de las entradas de las cuentas que sigo. Todas son de divulgadores científicos. Fuente: Recursos Propios

Impacto

La mayoría de los vídeos que tiene mayor éxito o impacto por lo general pretenden ser divertidos, visualmente atractivos y fáciles. Esto nos abre una ventana a la posibilidad de proponer herramientas que promuevan la comunicación científica utilizando recursos más profesionales y visualmente de más calidad para poder alcanzan esas audiencias. Sin olvidar que debe entretener y ser divertido. Analicemos las características de Tiktok e Instagram en la siguiente entrada y observemos las diferencias y similitudes de los perfiles más populares en ambas plataformas desde sus entradas con más vistas.

En nuestro blog

Infografías para una comunicación científica eficiente

Las infografías son un claro ejemplo de que “Una imagen vale más que mil palabras”, su uso aplicado al campo de la comunicación y divulgación científica posibilita crear productos innovadores compatibles con el entorno digital...

Estrategia de difusión y comunicación educativa en Youtube

Hay un sector de la audiencia YouTube que las instituciones educativas y los investigadores deben recuperar como estrategia para fomentar comunicación educativa y la difusión científica. En el anterior post comentábamos sobre la...

Claves para utilizar las imágenes en la comunicación científica

En 2015, Anderson, Lazard & Atkinson predijeron que la importancia de las imágenes se incrementará aún más en la elaboración de los mensajes que se distribuyen en los sitios webs o las redes sociales. Medios que, por su...

El papel del marketing de contenidos en la comunicación científica a las generaciones Millenials y Z

Las generaciones Millenials y Z, con sus hábitos propios de acceso a y de consumo de contenidos resultan elusivas a las herramientas tradicionales de comunicación. El Marketing de Contenidos o Content Marketing puede convertirse...

La búsqueda por voz transforma la optimización de las estrategias de posicionamiento SEO

Como comentamos en anteriores entradas en este blog sobre SEO, en la planificación estratégica de la comunicación de proyectos de investigación es muy importante tener en cuenta el posicionamiento de contenidos en la web y la...