Seleccionar página

Estrategia de difusión y comunicación educativa en Youtube

¿Qué acciones se están emprendiendo para lograr una cuota de audiencia relevante con respecto al contenido educativo y de divulgación científica por parte de las instituciones?

Ernesto Taborda

¿Sobre qué escribimos?

por | Sep 23, 2020

Hay un sector de la audiencia YouTube que las instituciones educativas y los investigadores deben recuperar como estrategia para fomentar comunicación educativa y la difusión científica. En el anterior post comentábamos sobre la necesidad de ganar los espacios educativos en la red con estrategias que ayuden a traer audiencia. Posiblemente la mejor manera sea con los contenidos de calidad, entretenidos y útiles para los usuarios.

La sensación es que se llega tarde a un mercado ya cargado de canales privados con contenido de calidad y útil para los usuarios que requieren conocimientos cada vez más específicos.

El número de youtubers dedicados a los contenidos de aprendizaje (edutubers) ha aumentado a la par que las búsquedas y el consumo de contenidos. El canal Crashcourse tiene más de 9 millones de suscriptores por citar un ejemplo.

Es evidente que la calidad de los contenidos es clave, siempre que se entienda su función, si es contenido de apoyo que requiere la intervención docente en las aulas o contenido unitario independiente que puede servir de complemento para el usuario.

También la comunicación audiovisual como disciplina que permite la transmisión eficaz de la información de manera estéticamente interesante y con el discurso idóneo debe aplicarse en los contenidos. En este sentido la citada entrada de Martín-Carrerero en este blog hace un aporte valioso para la estructura de los vídeos de comunicación científica, también validos para los contenidos educativos

Loading...

Loading...

 Fuente: Elaboración propia

En cuanto a la divulgación científica la situación es similar a los contenidos educativos. Ambos de creciente auge van abriendo puertas que las instituciones deben captar y aprovechar para sí.

De las 83 universidades españolas, el Fecyt registra en la actualidad 38 (44,6%) que tienen una unidad de cultura científica y de la innovación (UCC+i). De estas solo cuatro cuentan con una lista de reproducción de temática científica en YouTube como afirma Fernández Beltrán (2019). Entre esas cuatro está la URJC con un portal de UCC+i bastante nuevo donde se difunde contenido científico de calidad, pero con pocas visitas.

La universidad como institución debe ser el punto de encuentro por donde canalizar los vídeos de contenido educativo y de divulgación científica, así como los que reúnan ambos aspectos. La UCC URJC en su canal se encarga de difundir estos contenidos, pero hacen falta más vídeos y proyectos  que difundir y el organismo que se encargue de producirlos, ya que no todos los divulgadores ni investigadores tiene la capacidad de realizarlos. Asimismo, el contenido educativo se debe generar desde las asignaturas de comunicación audiovisual que puedan elaborar en vídeo de sus guías docentes y colaborar con las asignaturas que así lo requieran. También hace falta un organismo que gestione esta actividad dentro de la institución. Este modelo es aplicable a cualquier institución educativa, publica o privada, que desee difundir contenido educativo y científico para motivar más a sus alumnos en sus procesos de aprendizaje. Y por supuesto ocupar un espacio en la red que permita conectar con una audiencia interesada en los contenidos, a parte de los alumnos de la universidad.

Loading...

Loading...

Fuente: Fernández Beltrán, F., Sanahuja Sanahuja, R., & Picó Garcés, M. J, 2019, S/P.

Si cada asignatura tiene sus contenidos en vídeos, creando un portal donde alojarlos tanto en las plataformas de vídeos (no solo YouTube) como en la página oficial de las instituciones, se tendría una gran posibilidad de tener una buena audiencia y así estar más cerca de los alumnos/usuarios. Si cada docente de universidad se convierte en edutuber la capacidad de influencia será bastante notable y el impacto en los usuarios traerá consecuencias beneficiosas dignas de investigar.

Es una posibilidad que se debe explorar y no dejar pasar la oportunidad de irrumpir en la plataforma con contenido de calidad e ir ganando audiencia que beneficie a la institución y fomente la divulgación científica y la comunicación educativa. Recuperar el espacio perdido debe ser una prioridad. Este tipo de contenido debe estar a cargo de las instituciones educativas o en su defecto de canales profesionales especializados. Se debe emprender un replanteamiento estratégico desde la comunicación audiovisual, con la elaboración de vídeos educativos y de divulgación científica de calidad, que sean útiles para los alumnos y que por su influencia obtenga suficientes visionados que garanticen el éxito.

Referencias

¿Sobre qué escribimos?

Te puede interesar

Las redes sociales pueden potenciar el reciclaje de biorresiduos

Las redes sociales pueden potenciar el reciclaje de biorresiduos

A partir del reciclaje de biorresiduos, algo que aparentemente no tiene ninguna utilidad se puede transformar en un producto con un nuevo valor. Conocer los procesos de gestión y reciclado de los materiales y comunicarlos es clave para darles una nueva vida.El...

La economía circular no es un mito, pero hay que comunicarla mejor

La economía circular no es un mito, pero hay que comunicarla mejor

La economía circular es una alternativa al actual sistema económico lineal. Busca promover un cambio desde la base para hacer frente a la escasez de recursos, el exceso de residuos, la desigualdad y los problemas ambientales. Sin embargo, este concepto aún no es muy...

La gran batalla de la Ciencia por la atención del público

La gran batalla de la Ciencia por la atención del público

Cada día, la Ciencia se integra más en nuestro entorno, influyendo en nuestra calidad de vida, en la forma de trabajar, de relacionarnos, de disfrutar… A todos, en mayor o menor medida, la Ciencia nos afecta y nos puede interesar. Seguramente, no todos los temas, pero...

Ciencia Ciudadana: Modelos de participación, proyectos y recursos

Ciencia Ciudadana: Modelos de participación, proyectos y recursos

Te explicamos el concepto de Ciencia Ciudadana y te acercamos iniciativas que despertarán tu curiosidad e interés por el conocimiento científico. Además, como ciudadano (joven, mayor, docente, estudiante, experto, novato) tienes la posibilidad de colaborar en la...

En nuestro blog

Las redes sociales pueden potenciar el reciclaje de biorresiduos

A partir del reciclaje de biorresiduos, algo que aparentemente no tiene ninguna utilidad se puede transformar en un producto con un nuevo valor. Conocer los procesos de gestión y reciclado de los materiales y comunicarlos es...

La política científica en la construcción de la UE

 Desde los orígenes de la actual Unión Europea (UE), la investigación científica se ha consolidado como uno de los elementos fundamentales de su construcción. Ha favorecido la colaboración entre los Estados miembros, al...

Representando la ciencia y la información a través de la realidad extendida

Si pensamos en los avances que se han producido en los últimos tiempos en el campo de las tecnologías de la información y la comunicación, y, en el caso que nos ocupa, en las tecnologías que posibilitan nuevas interacciones con...

Cómo medir la eficacia de la comunicación científica

 Las convocatorias de proyectos de investigación requieren que estos definan el impacto que tendrán sus planes de comunicación y divulgación. Medir la eficacia supone establecer, desde el diseño inicial, los indicadores que...

El fenómeno ‘youtuber’ en la comunicación científica

  A la hora de abordar cualquier tipo de producto audiovisual es importante utilizar la lógica y ser racionales para cerciorarnos de que el mensaje que queremos transmitir se recibe con claridad, sobre todo si se trata de...
Este blog está financiado por el proyecto Comciencia. Comunicación eficaz, eficiente y responsable para proyectos de investigación competitivos (CSO2017-82875-C2-1-R, Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO), la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).
Share This