DISEÑANDO Y PROTOTIPANDO EN REALIDAD EXTENDIDA: El Espacio Digital como Soporte

¿DE QUÉ MODO LA TECNOLOGÍA ACTUAL DE REALIDAD EXTENDIDA VA A CONTRIBUIR EN LA FORMA EN LA QUE VAMOS A PENSAR Y DISEÑAR EL ESPACIO?

por José Luis Rubio Tamayo | Sep 25, 2023

La transformación de los medios digitales en los últimos años, con la implementación de dispositivos de visualización de entornos de realidad virtual (HMD o head-mounted displays, en inglés), ha propiciado un avance sin precedentes en un medio que, en muchos de sus rasgos, se encuentra en fase de desarrollo experimental y de investigación en torno a su construcción narrativa o espacial, entre otras variables.

Uno de los argumentos más relevantes de Chalmers (2017) en torno a la propia naturaleza de la realidad virtual per se, es que los objetos virtuales se constituyen como objetos digitales reales, en contraposición a las teorías, con una aceptación mayoritaria dentro del área de estudio, del ficcionalismo virtual, en el que se afirma que los objetos virtuales se encuentran dentro de la categoría de componentes de la ficción. Esta dicotomía realidad-ficción lleva presente desde la publicación de Pygmalion’s Spectacles de Weinbaum (1935), y se encuentra implícita en la propia nomenclatura del término, al incorporar el sustantivo “realidad”, aunque fuese por analogía con la misma. Así fue como poco tiempo después de la publicación de la obra de Weinbaum, encontramos la expresión “realidad virtual” en la literatura, en la obra de Artaud (1938), Le Théâtre et son double, y ya en los años 70, cuando existen varios exponentes de desarrollo de experiencias y prototipos que podríamos considerar, a día de hoy, como precedentes de la realidad virtual, surge el término “realidad artificial”, de la mano de Krueger (1983) y otros autores, hasta que ya en los años 80 se implementase de manera generalizada, de nuevo, el término realidad virtual, cuyos pioneros, en dicha fase de desarrollo y definición de rasgos, fueron, principalmente, Lanier (1988, 1992) y Biocca (Biocca, 1992, Biocca y Lanier, 1992), así como Steuer et al. (1995).

Sea como fuere, la nomenclatura de la realidad virtual se ha producido por analogía, al ser, precisamente, y más en el estado de desarrollo actual, la tecnología que más próxima se encuentra al concepto de espacio real con el que interactuamos desde nuestra configuración perceptiva, incluyendo la posibilidad de desarrollar interacciones con el medio y sus componentes. Justamente, otras definiciones, incorporan también el término “realidad”, precisamente, para reflejar esa posibilidad que tiene un medio en desarrollo para representar de manera fidedigna diferentes dimensiones expresivas del mundo físico que conocemos. De este modo, Rubio-Tamayo et al. (2017) emplean el término “realidad simulada alternativa (alternate simulated reality)”, recurriendo también a la analogía del espacio virtual como reflejo del espacio físico, y donde el factor simulación adquiere un mayor grado de importancia. El término realidad extendida, también incorporando el sustantivo “realidad”, surge de manera reciente para tratar de dar explicación a la fenomenología de un medio en el que la combinación entre realidad física y e información digital se superponen y emergen nuevas combinaciones de lenguajes expresivos.

En el contexto actual, en el que se emplea de manera generalizada el término realidad extendida –otra vez, de nuevo, haciendo alusión a la analogía con la propia realidad, aunque en este caso, incorpora parte de la realidad física- surge la cuestión de cómo la proliferación de tecnologías para su desarrollo y prototipado, como motores de juego y frameworks, va a influir en el prototipado, conceptualización y desarrollo de experiencias en este medio, que luego sean, en cierto modo, escalables e interconectadas a lo que sería la construcción y ensamblaje de un potencial futuro metaverso –a día de hoy teórico, aunque ya existan ejemplos de algunos protometaversos que nos dan pistas sobre el potencial en este medio-. Futuro metaverso que se encuentra en fase de conceptualización y prototipado, y que, las herramientas para desarrollarlos, van a ser múltiples, provenientes de diferentes disciplinas, como ya viene ocurriendo en otros medios como el cine o los videojuegos.

El disponer de frameworks (como, por ejemplo, A-Frame) para prototipar estos entornos y estas combinaciones narrativas, así como motores de juegos para integrar todas estas mecánicas, van a posibilitar el desarrollo de piezas en el medio con múltiples aplicaciones y combinaciones de interacción usuario entorno. Y, a día de hoy, existe esa tecnología lo que nos va a posibilitar conceptualizar muchas de las experiencias en XR y combinar arte, ciencia y tecnología.

Los motores de juegos y frameworks van a ser, sin duda, las herramientas que nos posibiliten diseñar los aspectos fundamentales de esa interacción con el medio.


REFERENCIAS bibliográficas


A-Frame [https://aframe.io/].


Artaud, A. (1938). Le Théâtre et son double.


Biocca, F. (1992). Communication within virtual reality: Creating a space for research. Journal of communication, 42, 5-5.


Biocca, F., & Lanier, J. (1992). An insider’s view of the future of virtual reality. Journal of communication, 42(4), 150-172.


Chalmers, D. J. (2017). The virtual and the real. Disputatio: International Journal of Philosophy, 9(46). https://sciendo.com/downloadpdf/journals/disp/9/46/article-p309.pdf


Krueger, M. (1983). Artificial Reality. Addison-Wesley. ISBN 0-201-04765-9.


Lanier, J. (1988). A vintage virtual reality interview.


Lanier, J. (1992). Virtual reality: The promise of the future. Interactive Learning International, 8(4), 275-79.


Rubio-Tamayo, J. L., Gertrudix Barrio, M., & García García, F. (2017). Immersive environments and virtual reality: Systematic review and advances in communication, interaction and simulation. Multimodal technologies and interaction, 1(4), 21.


Steuer, J., Biocca, F., & Levy, M. R. (1995). Defining virtual reality: Dimensions determining telepresence. Communication in the age of virtual reality, 33, 37-39.


Weibaum, S. G. (1935). Pygmalion’s Spectacles.

Te puede interesar

Ilustrando Wikipedia con fotos e infografías

Ilustrando Wikipedia con fotos e infografías

“Una imagen vale más que mil palabras…” Pero si es una imagen o una infografía científica, ¡seguro que vale mucho más! El apoyo visual no solo complementa, sino que enriquece y ancla el conocimiento. Wikimedia Commons, repositorio multimedia hermano de Wikipedia, guarda material a la vez que lo visibiliza y lo pone a disposición de todo el mundo.

Como hemos visto en publicaciones anteriores, Wikipedia es un espacio de transferencia excelente para la investigación científica. Es un referente de consulta que, al menos en español, recibe más de 50.000.000 de visitas diarias[1] y España es el país que más consulta ese idioma, seguido por México, Argentina y el resto de Latinoamérica.[2] No hay duda que es un espacio para tener en cuenta, tanto para colaborar como para beneficiarnos de su exposición.

Una enciclopedia visual

Las fotografías enriquecen muchísimo los artículos y ayudan a quienes los leen a tener una idea más acabada del tema tratado. Dentro de Wikipedia son conocidas las peleas por poner fotos de la tortilla de patatas casera en el artículo de dicho alimento, o en algunos pueblos, incluir fotos de tal o cual parte del territorio. Desde el movimiento Wikimedia se promueven diferentes actividades y concursos para obtener fotografías de calidad. Así, pasamos de tener fotografías caseras o corrientes a tenerlas de un muy alto nivel. Como ejemplo, véanse las imágenes ganadoras de los últimos 13 años sobre monumentos .

 Los concursos desarrollados a nivel mundial son Wiki-Loves Earth (espacios naturales protegidos), Wiki Loves Monuments (bienes de interés cultural) y Wiki Loves Folklore (fiestas populares). Estas iniciativas consiguen que cada año se sumen decenas de miles de fotografías. Todo este material, de registro del patrimonio, es sumamente enriquecedor para la enciclopedia y el conocimiento libre. Todo el mundo puede utilizar estos materiales, con solo mencionar autoría y respetar la licencia.

Dentro de estos concursos, y acercándonos al terreno de la comunicación científica, tenemos el Wiki Sciencie Competition. Este concurso, que comenzó en Estonia en 2011, se extendió por toda Europa en 2015 y desde 2017 se popularizó en diferentes partes del mundo, ha conseguido más de 25.000 imágenes y han participado más de 5.200 personas.

Una fotografía científica no es solamente una imagen de microscopio o un macro de una abeja, sabemos que abarca mucho más, y depositarla en Wikimedia Commons, con una buena descripción y metadatos, puede hacer que la imagen sea vista por mucha gente y por tanto, reaprovechada.

Infografías en Wikipedia

Lo mismo pasa con las infografías que producimos para nuestros papers o comunicaciones. Podríamos darle visibilidad al trabajo y a la vez enriquecer la enciclopedia (que en temas de material multimedia no parece estar afectada por el conflicto de interés que mencionábamos).

Pero no siempre podemos disponer de los materiales que hemos creado. Debemos revisar los derechos que hemos cedido a la editorial con la que hayamos publicado nuestra investigación. Así, cualquier licencia compatible con CCBYSA4.0 internacional, que es la propuesta por el entorno Wikimedia, nos habilita a coger el material y disponer de él casi con total libertad mientras se respete autoría y licencia.

¿Cómo es el proceso para incluir en Wikipedia una infografía presente en un paper? Antes de estar en Wikipedia, deberíamos poder subirla a Wikimedia Commons, el repositorio audiovisual hermano de Wikipedia que contiene más de 99.000.000 de archivos multimedia. Para esto, tenemos una serie de preguntas para saber si es posible. Si se responde que sí a todas ellas, la imagen o figura en cuestión sí se puede incluir en el repositorio libre:

  1. ¿La foto o infografía es de creación propia de los firmantes del artículo?
  2. ¿La licencia del artículo es CC0, CCBY, CCBYSA, una licencia compatible con CCBYSA4.0 o incluso Dominio Público?
  3. ¿Puedo descargarme la infografía en un formato compatible con los permitidos en Wikimedia Commons?

Si alguna de las preguntas no es afirmativa, no debemos subir el archivo a la plataforma. En caso que todas sean positivas, podemos iniciar el proceso de subida y posterior inclusión del material en algún artículo de Wikipedia que trate el tema.

Al incluir nuestros materiales en Wikimedia Commons estamos enriqueciendo el patrimonio audiovisual, sumando al conocimiento libre y por qué no, ganando algo de visibilidad en nuestra producción científica.

REFERENCIAS

[1] Stats Wikimedia (2023). Estadísticas de Wikimedia. Visitas a la página por día. Recuperado de https://stats.wikimedia.org/#/es.wikipedia.org/reading/total-page-views/normal|bar|2021-10-01~2023-11-09|~total|dai

[2] Stats Wikimedia (2023). Estadísticas de Wikimedia. Visitas a la página por país. Recuperado de https://stats.wikimedia.org/#/es.wikipedia.org/reading/page-views-by-country/normal|map|2023-10-01~2023-12-01|(access)~desktop*mobile-app*mobile-web|monthly

MÉTODO CUALITATIVO PHOTOVOICE: RESULTADOS DE LA INVESTIGACIón

MÉTODO CUALITATIVO PHOTOVOICE: RESULTADOS DE LA INVESTIGACIón

Presentamos algunas de las conclusiones del proyecto realizado el año pasado donde 492 estudiantes, futuros maestros, han utilizado Photovoice como herramienta cualitativa para expresar su voz a través de la fotografía y de los grupos de discusión. Del análisis de los resultados emergen, entre otras, cuestiones relacionadas a los problemas principales del cambio climático, a la responsabilidad humana y a lo fundamental de estimular estrategias que aprovechen las opciones educativas de la acción-participación docente y la enseñanza como actividad profesional basada en evidencias.

Entre los problemas ambientales mencionados en los participantes, el “aumento de enfermedades” fue el problema más destacado con un 22,4% de respuestas. En este sentido, diversos estudios (Mora, 2022) demuestran que, a escala global, el cambio climático aumenta el número de enfermedades y empeora su naturaleza. La “responsabilidad humana” respecto al cambio climático es un tema muy debatido por todos los grupos de discusión. Tanto en el plano visual, mediante la elaboración de las fotografías, como en cuanto a la discusión en los grupos de trabajo, se destaca que las acciones humanas dañinas hacia el medioambiente, y su consecuente responsabilidad, son algo que preocupa mucho a estos jóvenes. Los términos: “egoísmo”, “individualismo”, e “irresponsabilidad” han sido los más presentes en los debates, y más del 51% de los grupos han incluido estos términos en sus discusiones. En segundo lugar, aparecen “vaguería” y “avaricia”, ambos con un 38%, términos que también se han visto reflejados en las imágenes creadas. La respuesta más rotunda ha sido la apelación a la conciencia desde todos los ámbitos necesarios: las instituciones y agentes sociales. No es posible alcanzar la ruptura con el comportamiento actual, despreocupado por el cambio climático, sin un refuerzo desde la formación y acercamiento al conocimiento de la situación medioambiental actual. Concretamente, un 53% de los grupos apelaron a dicho concepto. La siguiente propuesta más referida ha sido la relativa a la conciencia, aunque, esta vez, precisando una acción directa: el reciclaje, que aparece en un 38,77% de los casos grupales. Un 21,9% de los grupos de discusión ha considerado fundamental la educación desde edades tempranas para sensibilizar a los más pequeños sobre el cambio climático:

En esta actividad nos dimos cuenta de cuánto eficaz puede ser lo visual y que importante es su simplicidad.

Además de coincidir con la importancia de concienciar gracias a las fotos:

Formas y colores llegan a transmitir emociones haciendo que nos resulte más fácil conectar con el problema.

Las primeras impresiones relativas al visionado de las grabaciones muestran que las imágenes con mayor grado de susceptibilidad y de reacción son aquellas que apelan directamente a la emoción. Sin embargo, a la hora de materializar la respuesta de forma escrita, tan solo un 24,48 % de los grupos responden que la imagen sí que es un recurso para la sensibilización. Así lo expresan:

Pretendemos crear un vínculo afectivo y emocional con el espectador.

A la hora de referirse a la eficacia del mensaje y de las características físicas de la fotografía para concienciar sobre el cambio climático – es decir, cómo debe ser la forma de imagen o tipología visual – responden un 15,21% que esta debe ser sencilla, impactante y directa, frente a un 12,24% que consideran que la utilización de la poética, concretamente metafórica y simbólica, es la acción más efectiva para la transmisión del mensaje y, como consecuencia, de valores medioambientales.

Los grupos han considerado muy importante la importancia de la acción social y colectiva. Así lo han expresado:

Consideramos necesario fomentar charlas y actividades educativas sobre el reciclaje que sirvan para tomar conciencia y conseguir que la sociedad adquiera mayor responsabilidad.

A través del Photovoice, la tendencia de las fotografías ha sido la de representar problemas o algunas propuestas de reciclaje y en pocas ocasiones se ha representado la esperanza, las soluciones o los cambios. Evidentemente, cuestiones que tengan más que ver con aspectos abstractos o intangibles necesitan más capacidad técnica con la cámara y mucho nivel de abstracción. Sin embargo, se observa que, en el desarrollo de los grupos de discusión, el debate entre los participantes ha incluido muchas acciones propositivas, experiencias verdes que no se hallan -o no se habían sabido representar- en las realizadas con la cámara. Esta limitación va en línea con lo planteado por Wang y Burris (1997) cuando incidían que los participantes no deben sentirse limitados por el uso de la cámara y que los breves cursos de fotografías no deben de dirigir el rumbo y la narrativa que tomarán las fotografías, ya que se perdería la esencia del método: una composición y una iluminación correctas no sirven de nada si no van unidas a unos valores verdaderos (Demachy, 1899). La emoción y el impacto suscitados por los participantes en el experimento al referirse a su propia creación, les hace ser más conscientes del profundo esfuerzo por plasmar realidades medioambientales, aunque consideran más eficaz la propuesta visual directa y sin artificios, sin usar giros poéticos.

El trabajo de Photovoice ha tenido la función que Wals & Benavot (2017) llaman “emancipadora” refiriéndose a tipos de educación medioambiental que ayudan a pensar de forma crítica, trabajar en colaboración, comprometerse con diversos puntos de vista, diferenciándose de aquel tipo de educación que pretende promover determinados comportamientos y que, por tanto, tiene una orientación instrumental. Esta necesidad de mayor acción social coincide con los resultados de la Investigación social de la percepción del cambio climático en España en la que un 37,9% de los encuestados está muy de acuerdo en que: “Asistir a protestas en demanda de acciones frente al cambio climático / Participar en foros públicos” (Red4C, 2021) es algo que la ciudadanía española podrían hacer de forma individual para combatir el cambio climático. Aspecto en el que coincide también Mortensen (2014) al señalar que los más jóvenes necesitan encontrar este espacio de representación en lo que concierne con el problema del cambio climático, considerando el peso que este tendrá en sus vidas futuras y manifiestan el deseo de participar en acciones colectivas por cambios positivos.

Referencias:

Demachy, R. (1899) On the stright print Camara work (2). New York: A Photographic quarterly

Mora, C., McKenzie, T., Gaw, I.M. et al. (2022). Over half of known human pathogenic diseases can be aggravated by climate change. Nature Climate Change, 12, 869–875.  https://doi.org/10.1038/s41558-022-01426-1,

Mortensen, J., L. Lichty, P. Foster-Fishman, S. Harfst, S. Hockin, K. Warsinske, and K. Abdullah. (2014). Leadership Through a Youth Lens: Understanding Youth Conceptualizations of Leadership. Journal of Community Psychology 42(4), 447–462. https://doi:10.1002/jcop.21620

Red4C. Investigación social de la percepción del cambio climático en España. 2021. (Consultado el 3/11/2022.) Disponible en: https://red4c.es/wpcontent/uploads/2020/03/percepcionCC_red4C.pdf

Wals, A. & A. Benavot (2017).  Can we meet the sustainability challenges? The role of education and lifelong learning. European Journal of Education, 52 (4), 404-413, https://doi.org/10.1111/ejed.12250

Wang, C. & Burris, MA. (1997). Photovoice: concept, methodology, and use for participatory needs assessment. Health Education and Behaviour, 24, 369–87 https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/109019819702400309

Wang, C. C., Cash, J. L., & Powers, L. S. (2000). Who knows the streets as well as the homeless? Promoting personal and community action through photovoice. Health Promotion Practice, 1(1), 81–89. https://doi.org/10.1177/15248399000010011

Wang, C., Yuan, Y. L., & Feng, M. L. (1996). Photovoice as a tool for participatory evaluation: The community’s view of process and impact. Journal of contemporary health, 4(1), 47-49. https://doi.org/10.1177/109019819702400309

CONEXIÓN CON LA NATURALEZA

CONEXIÓN CON LA NATURALEZA

La necesidad de cuidar el planeta para garantizar nuestra propia salud es un mensaje que se viene transmitiendo desde hace décadas donde, actualmente, se hace tangible la necesidad de cambio.

Dada la importancia de realizar una transición ecológica, la Comisión Europea, en diciembre de 2019, puso en marcha el Pacto Verde Europeo en el que se crearon iniciativas políticas que abarcan, entre otras, un Plan de Acción para la Economía Circular. Existen numerosas propuestas dirigidas por distintas entidades con el objetivo de sensibilizar a la sociedad para que se involucre en el modelo de economía circular como una estrategia de cambio que favorezca la sostenibilidad y la salud.

Fuente: Consejo Europeo

La salud del planeta mantiene una estrecha relación con la salud del ser humano. Actualmente la Organización Mundial de la Salud estima que el medio ambiente es el causante del 20% de las muertes que se producen en los países europeos.

Fuente: World Health Organization

Además, uno de los aspectos que hemos aprendido en la pandemia es que debemos cuidar el planeta, pero ¿lo hemos aprendido? Si miramos en nuestro entorno inmediato, a modo de ejemplo, aría la sensación de que parte de la ciudadanía va depositando sus residuos donde estima, sin criterio ni asunción de ningún tipo de consecuencia. De tal forma que es difícil pasear por el campo sin encontrar cosas asombrosas, desde colchones hasta lavadoras.

Para intentar cambiar esta situación las entidades gubernamentales realizan distintas medidas, desde la sanción a las campañas de información, pero ni lo uno ni lo otro parece generar un cambio de actitud en la ciudadanía, al menos en parte de ella. En el ámbito educativo parece que más de la mitad de los residuos que se generan son de plástico, quizás debido a un uso excesivo del mismo. Otro ejemplo lo podemos encontrar en los supermercados donde parece que las medidas para disminuir el consumo de plástico, según algunas fuentes, no funciona.

Quizás la sociedad debe cambiar su enfoque sobre la relación entre el ser humano y el planeta dejando atrás su jerarquía. El planeta no se encuentra al servicio del ser humano para satisfacer sus necesidades. El ser humano es parte del planeta y cuidar al planeta debería ser interiorizado como parte de la propia persona, como una parte de sí mismo y de un todo, es decir, estar conectado con la naturaleza como parte del self, de la identidad. Es fundamental que esta conexión se incluya en la educación de los más jóvenes, esto no solo fomentaría el modelo de economía circular en el ámbito doméstico, si no que fortalecería la pertenencia al grupo, el cuidado del planeta como parte del autocuidado, el sentimiento de autoeficacia, la creatividad y, probablemente, la mejora de la salud mental al aumentar los niveles de bienestar subjetivo (Marselle, et al., 2014) y disminuir los niveles de estrés (Tyrväinen, et al., 2014). Desde los principales agentes educativos, la familia y la escuela, se debería fomentar actividades de ocio y educativas al aire libre y en contacto con la naturaleza; incorporar los elementos naturales en las actividades educativas; contribuir al desarrollo de la personalidad integral donde se encuentre incluido la conectividad con la naturaleza. Sin embargo, el contacto con la naturaleza parece estar muy limitado, quizás debido al estilo de vida con largas jornadas y/o al uso de la tecnología como ocio en el tiempo libre. El escritor y periodista Richard Louv acuñó el término trastorno por déficit de naturaleza para hacer referencia a la desconexión de los niños con la misma (Louv, 2020). Dicho autor creó la fundación Children and Nature para visibilizar el derecho del niño a jugar y aprender en la naturaleza, con la idea, tal y como aparece en la fotografía, de que los niños en contacto con la naturaleza son más sanos, felices e inteligentes.

Fuente: Children & Nature Network

Estos aspectos han sido recogidos por otras organizaciones, como Ciudades amigas de la infancia, Unicef, y por referentes de la pedagogía, como Heike Freire, (2017) que defiende que el contacto con la naturaleza debería establecerse como base del aprendizaje en todas las materias.

Fuente: Ciudades Amigas de la Infancia

Las entidades gubernamentales deberían dedicar más recursos en campañas de sensibilización, donde la información se acompañe de estrategias para cambiar la actitud y conectar, fundamentalmente a los más jóvenes, con la naturaleza. Acompañar a los centros educativos a un cambio de metodología donde se estimule la potencialidad del ser humano a aprender en y como parte de la naturaleza. La conexión con la naturaleza hará más probable la asimilación del modelo de la economía circular y la instauración progresiva en distintos ámbitos, logrando así una sociedad más sostenible y sana.


REFERENCIAS

Freire, H. (2017). Estate quieto y atiende. Ambientes más saludables para prevenir el deficit de at: Ambientes más saludables para prevenir el déficit de atención y la hiperactividad. Herder.

Luov, R. (2020). Los ultimos niños en el bosque: Salvemos a nuestros hijos del Trastorno por Déficit de Naturaleza. Capitan Swing.

Marselle, M. R., Irvine, K. N., & Warber, S. L. (2014). Examining group walks in nature and multiple aspects of well-being: A large-scale study. Ecopsychology, 6, 134- 147. https://doi.org/10.1089/eco.2014.0027

Tyrväinen, L., Ojala, A., Korpela, K., Lanki, T., Tsunetsugu, Y., & Kagawa, T. (2014). The influence of urban green environments on stress relief measures: A field experiment. Journal of Environmental Psychology, 38, 1-9. https://doi.org/10.1016/j.jenvp.2013.12.005

absentismo en las aulas universitarias. de la inmediatez a la emoción

absentismo en las aulas universitarias. de la inmediatez a la emoción

La enseñanza superior debe participar de una dinámica activa, de la dialéctica entre el individuo y la sociedad, entre el docente y el alumnado, entre la impersonalidad y el acompañamiento. Este es el objetivo de este post, mostrar la importancia de la didáctica en el tratamiento de recursos tecnológicos en enseñanza universitaria presencial, no presencial o híbrida y el papel del docente en dicho proceso educativo.

ABSENTISMO UNIVERSITARIO

Un día cualquiera, a mitad de curso universitario, me encuentro con mi sobrino (un brillante alumno de ingeniería) que pasa corriendo a mi lado. Me saluda con un hola, Tía. Yo le doy un beso y le pregunto que dónde va, él me contesta que a la biblioteca a estudiar. Extrañada le pregunto (ya que su universidad no está en mi ciudad) que si tiene vacaciones. Sonríe y me dice que no tiene tiempo de ir a clase ya que le “rinde” mucho más estudiar con las explicaciones, ejemplos y vídeos que están por internet.

Algunos estudiantes deciden que van a clase según si se evalúa una actividad o si se trata de un “contenido interesante”. Tal vez durante la pandemia descubrieron que las clases pueden hacerse por Zoom y que si el profesor cuelga el material en el campus virtual es suficiente para aprobar. Durante el confinamiento, los docentes tuvieron que diseñar materiales nuevos, seleccionarlos, organizarlos, ponerlos a disposición de manera clara y comprensible. En muchos casos grabaron sus explicaciones para colgarlas en YouTube. Las clases magistrales quedaban a disposición de todos. Algunos estudiantes entendieron que no hacía falta el contacto con el profesor, o ir a clase, si existían estos materiales a los que se podía acceder. También existen, por supuesto, los trabajos en grupo: ¿pero para qué sirve la presencialidad si se pueden distribuir las tareas en un archivo compartido? Para eso no hace falta quedar en persona.

Fuente: https://www.insm.es/blognoticias/absentismo-universitario-post-pandemia-causas/

La cuestión del absentismo obliga a una reflexión, entre otras muchas. Por ejemplo, ¿cuáles son las actividades que propone el profesorado y qué interesa a los estudiantes? Parece que los estudios de casos prácticos, cuya discusión obliga a un intercambio de puntos de vista, no pueden hacerse tan fácilmente en diferido. La conversación presencial, las participaciones, los malentendidos, las interrupciones en las exposiciones forman parte de la experiencia de pensar juntos (Pagés, 2023).

¿Qué podemos hacer?

Ya Alsina (2010) indicaba que los docentes debemos tomar decisiones que nos lleven al convencimiento de que el camino es “atraer a los agentes implicados hacia el descubrimiento del conocimiento adecuado a un espacio y un tiempo determinado” (p.33).En esta situación postpandemia y de globalización de la información, las competencias trasversales deben estar más presentes que nunca en todo el proceso de tutorización y acompañamiento del alumnado (Gambarini, 2019). Aunque es habitual que estas competencias estén definidas de antemano en las aplicaciones informáticas que utilizamos a la hora de la elaboración de las guías docentes, ello no exime de la realización de una profunda reflexión, estudio y decisión de cada una de las competencias que se pretende conseguir. Y dentro de esa decisión, Sánchez-Santamaría (2018) propone que no podemos olvidarnos de incluir las competencias emocionales y definir los principios que regirán el hacer didáctico.

Estamos de acuerdo con la afirmación de Raya-Díez (2021) cuando indica que el docente debe asumir el liderazgo como una forma de ser, y no simplemente de estar, en el marco de la labor docente. Su tarea no puede limitarse a la simple transmisión de conocimientos, en un escenario de calidad centrada en el alumno. Sino que debe considerar también una tarea de acompañamiento para que el discente desarrolle una construcción personal del conocimiento (aprendizaje significativo). Un líder fundamentalmente lo es, por lo que es, después por lo que hace y en último lugar, y si está en coherencia con lo anterior, por lo que dice. Favoreciendo una interpretación de la realidad en la que se está inmerso y el desarrollo de una identidad personal que tiene control reflexivo sobre su propio ser, a través de su actuación.

Se trata, por tanto, de un cambio de paradigma donde en cada clase presencial o virtual se muestren las siguientes estrategias: dominio de la materia; planificación clara de objetivos; adaptación del modelo a las características del alumnado, materia y objetivos competenciales a desarrollar; destreza y conocimiento en recursos digitales; puesta en práctica de distintos componentes didácticos; trabajar el ambiente del aula a través de la motivación, empatía, comunicación eficaz, trabajo en equipo, acompañamiento y confianza y constante movimiento formativo.

Como diría Santiago et al. (2018) nuestra vida docente debería estar llenas de experiencias que pongan patas arriba el aprendizaje. Y la terrible experiencia del Covid- 19 ha volteado nuestra vida personal y profesional. Contamos con los recursos TIC que nos abren el mundo; superemos el miedo a no saber utilizarlos, cambiemos de paradigma, sigamos motivando, poniendo al alumno en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje, exijamos grandes logros, pero con nuestra compañía en el camino, fomentemos los foros, los chats, los encuentros virtuales, las salas de discusión, los blogs compartidos, los exámenes donde se utilice la memoria, pero también la razón y si puede ser crítica, mejor. Hagamos posible que sea realidad esa competencia que queda tan bien en las guías docentes, la competencia aprender a aprender. Seamos un poquito más humanos, cercanos, imprescindibles…… y nuestras aulas se llenarán de alumnos y alumnas emocionados por aprender. Aliémonos con la información globalizada, con todos los recursos a nuestro alcance y añadamos un poquito de emoción. Porque un docente motivado por su misión conseguirá emocionar por su aprendizaje.

Fuente: https://pruebat.org/Inicio/ConSesion/Breves/verBreve/1413-7-virtudes-del-docente-en-la-actualidad


REFERENCIAS

Alsina, J. (2010). Evaluación por competencias en la universidad: las competencias transversales. Cuadernos de docencia universitaria.  Octaedro.

Diez, S. (2020). Enseñar en tiempos de pandemia. España: Educaweb. https://n9.cl/vaejm

Gambarini, M.F. y Cruz, P. (2019). Habilidades docentes en comunicación eficaz. Ejercicio de liderazgo centrado en la misión docente. Aularia, 8(1): 9-20.  http://cort.as/-ME77  

Pagés, A. (2023). Instituto de Neurociencias y salud mental en red. Absentismo universitario post-pandemia. ¿Causas?https://www.insm.es/blognoticias/absentismo-universitario-post-pandemia-causas/

Raya Diez, E., & Navaridas Nalda, F. (2021). Reflexiones sobre el Absentismo en las aulas Universitarias. European Journal of Child Development, Education and Psychopathology9(1), 1–14. https://doi.org/10.32457/ejpad.v9i1.1403

Sánchez- Santamaría, J. (2018). Educación exitosa para todos. La tutoría como proceso de acompañamiento escolar desde la mirada de la equidad educativa. REFU (Internet); 20 (2): 91-104. ISSN 1575-7072, ISSN-e

Santiago, R.; Díez, A. & Andía, L.A. (2018). Flipped Classroom: 33 experiencias que ponen patas arriba el aprendizaje. Barcelona: UOC, 226 pp. Edutec-e [Internet].  0(64):111-3. Disponible en: https://n9.cl/caskd

En nuestro blog

SEO y comunicación de los proyectos de investigación

Hay que conocer y tener en cuenta las técnicas de SEO para contribuir a mejorar la difusión de nuestros proyectos. El objetivo es que nuestros contenidos en internet puedan aparecer en los primeros resultados de las búsquedas de...

Aproximación del hecho científico en educación infantil

La escuela es un lugar privilegiado de enseñanzas, aprendizajes, crecimiento e interrelaciones, es el escenario propicio para desarrollar el conocimiento científico de nuestro alumnado. Enseñar ciencias desde las primeras etapas...

La búsqueda por voz transforma la optimización de las estrategias de posicionamiento SEO

Como comentamos en anteriores entradas en este blog sobre SEO, en la planificación estratégica de la comunicación de proyectos de investigación es muy importante tener en cuenta el posicionamiento de contenidos en la web y la...

Claves para utilizar las imágenes en la comunicación científica

En 2015, Anderson, Lazard & Atkinson predijeron que la importancia de las imágenes se incrementará aún más en la elaboración de los mensajes que se distribuyen en los sitios webs o las redes sociales. Medios que, por su...

¡Dejándonos seducir por el canto de las Fake News o falsas noticias!

Buscando hechos o ejemplos de porqué nos dejamos seducir por el canto de las Fake News o falsas noticias sin comprobar si son noticias verídicas, verbigracia compartir el vídeo de un águila llevándose un bebé o retwitear como...